Toda tragedia esconde una gran belleza

por Fausto Lipomedes  -  11 Enero 2010, 16:03  -  #Cosas de todos los días

enero-2009 3133Coincide la reflexión con el aislamiento, lo que incrementa la intensidad de la primera. He intentado ir a trabajar esta mañana, pero la situación era imposible. Miento, creo que anoche ya me acosté con la certeza de que me iba a resultar imposible. 
enero 2010La situación, una vez más era evidente. Un manto blanco y la serpenteante carretera helada que no invita nada a aventurarse hacia el horizonte. Me he quedado trabajando en casa, y no se si disfrutando de las maravillas de esta jodida naturaleza. 
enero 2010Hace un año menos tres días se reproduzco la misma escena, y parece que esto va a ser habitual en este mundo que no se ya si sube de temperatura o baja, ¿ y quién lo sabe?

enero-2009 3148Tenemos esa capacidad de adaptarnos a lo que nos ocurre, de sobrevivir ante situaciones adversas, lo que habrá propiciado que sobrevivamos como especie. Nos derrumban los hechos y las palabras, nos sepultan con ellas y aún así, volveremos a estar erectos, quizás un poco más corvados, quizás con algo de cojera, pero erectos al fin y al cabo. Cuantas charlas mirando las estrellas del verano desde esa silla, ahora sin sentido. 
enero-2009 3147Cuantas comidas y cenas en esta otra, ahora abatida y enterrada por el frío. La incomunicación, el aislamiento produce que desearas que los objetos inanimados hablaran, comentarán contigo el pesar o los rigores de la vida. Quizás de esa forma no te sentirías tan solo, o quizás pudieras esbozar un sonrisa ante cualquier estúpido comentario de un ser tan útil como una silla. 

enero-2009 3143Gracias por tu carta, gracias por la conversación, y sobre todo, gracias por la ilusión. Gracias por espantar un poco, a manotazos, los miedos, que todos sentimos, pues somos por naturaleza insatisfechos. Nos
sentimos culpables de todo, porque nos sentimos tan protagonistas, tan racionales y decisorios en lo que nos ocurre, que nos llegamos a creer que lo que pasa es culpa nuestra.

enero-2010He llamado a la policía. En una casa ha estallado la tubería del agua y también he avisado para que enviaran al tractor quitanieves para que nos abran paso hacia el exterior.   Un amable policía municipal ha agradecido mi colaboración ciudadana. Les encanta eso de que los ciudadanos nos aliemos con las fuerzas del orden en pos de bien común, así sienten alivio y hasta justificación de su poder. 

enero 2010Como quiera que les gusta sentirse útiles, ya han enviado a la máquina. Pronto tendré libre la carretera, igual bajo al pueblo a tomar un café y a echar unas fotos, para almacenarlas, para cotejarlas y enfrentarlas dentro de un año con la nevada de éste, con la nevada del año pasado, pues todo es cíclico, todo se repite en una especie de bucle infinito, pero con final para cada uno de nosotros. 

enero 2010Y entonces olvidaremos los pesares, y los inconvenientes, y sólo contemplaremos lo bello y lo armonioso, después de todo, toda tragedia esconde una gran belleza. Un beso mi amor. 

 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: