Tiempo indolente

por Fausto Lipomedes  -  11 Noviembre 2011, 20:59  -  #Días de soledad

10.11.2011 006Pasan los días indolentes. Se suma el tiempo en las piedras. Se pelan los cables. Se adormece la naturaleza mientras vamos y volvemos, una vez más. El ruido sustituye las conversaciones, las imágenes, la imaginación. 

10.11.2011 008Luces, quietas y en movimiento. Carrilitos y orden, y ordenes, y montones de señales, y de símbolos. Rutina ruidosa y al mismo tiempo silenciosa. Colores vivos y otros mortecinos. 

11.11.2011 003Pasa el tiempo, indolente e insensible, sin sentir nada, atrapando en los ojos las imágenes que te parecen bellas. Recordándolas, repitiéndote a ti mismo que es bello. Pasa el tiempo que no vuelve, un minuto detrás de otro, un café, un cigarillo, te sientas y te sientes a ti mismo, y escuchas a tu organismo y buscas tu equilibrio, ahora, aquí, ayer, anhelando el orden y la lógica. Pasa el tiempo invariablemente, tan en punto, tan preciso. Pasa el tiempo y lo aceptas, y también lo que pasa en él aunque en él nada ocurra. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: