Sin chicha que pellizcar

por Fausto Lipomedes  -  16 Diciembre 2009, 20:44  -  #El año sin luz

IMG01036Dice mi chica que deje de contar chorradas. Que no hay quien me entienda, que ya esta bien, que hasta dónde quiero llegar. Me lo dice mientras viajo en el metro, rodeado de seres en medio de la oscuridad. Yo pienso que no quiero llegar a ninguna parte, solamente hasta el final del mundo. 
Niebla-dic09 3052Me dice que ya esta bien de nieblas que se cuelan poco a poco, de nieves, de fríos, de gente desaparecida, de muertos y más muertos, pero así me imagino yo el fin del mundo, en soledad, sin saber cada uno de nosotros que ha sido de los demás.  
IMG01037Pienso en todo ello mientras vuelvo a casa. Le doy vueltas a mi cabeza devanándome los sesos sobre qué escribir. Todo se me antoja tan oscuro, todo se me antoja tan solitario que a veces me siento a gusto en ese paisaje, y me da miedo. 
IMG01039Se acaba el mundo a nuestro alrededor, y quizás dentro de 50 años, yo ya no estaré aquí,  nos acordemos de esta primera década del siglo XXI como el inicio del fin del mundo. Ayer hablaba medio borracho de todo esto con gente a la que apenas conozco. Cuando te muestras tan pesimista sobre la raza humana la gente te percibe de manera extraña. Pero poco a poco, ellos también se van desmoronando sobre lo que ocurre todos los días. La conclusión final es que el mundo se acaba, da sus últimos estertores y ni siquiera somos capaces de reconocerlo. No existe esa conciencia colectiva. Muy por el contrario la que existe es realmente positiva, guay, somo gente maravillosa cada vez mejores ciudadanos y cada vez con más conciencia ecológica, con más capacidad de reciclar, de ser solidarios y de pensar en los demás. Pero a pesar de todas estas cualidades, cada vez va peor nuestro mundo, o así lo veo yo, cada vez más triste, más aburrido, más formal. ¡A la mierda!, quiero protestar, poner en duda y criticar. Pero es tan pueril lo que ocurre todos los días, es tan gilipollesco, tan absurdo, tan correcto, que no hay chicha que agarrar y pellizcar. Por ello, mi vida, se acaba el mundo y mis últimos años los quiero hacer contigo. Nos hemos mirado tanto en el espejo. Nos vemos tan guapos, tan atractivos, nos percibimos tan importantes, tan vitales, tan llenos de nosotros mismos, que nos hemos vuelto ñoños y débiles. La raza se debilita y acabará extinguiéndose. Un beso. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: