Otra vez el agua en sueños

por Fausto Lipomedes  -  6 Mayo 2012, 21:38  -  #Sueños

Anoche soñé, sí, otra vez. Apenas recuerdo unos fragmentos cuando retiro el edredón que me cubre el cuerpo. En el momento en que mi tibieza se enfrenta al frío, me acuerdo del sueño, o mejor dicho, de un fragmento de él.

 

Como todos, estoy solo en mi sueño. Habito una casa de techos altos con paredes blancas desconchadas y podridas por la humedad. El agua, esa maldita agua.  Los colores son grises, marrones, negros y ese blanco viejo y desgastado de las paredes, un color que sólo se adivina, devorado ya por la podredumbre.

 

Llevo tiempo en esa habitación, que me hace recordar a la de un manicomio. Por lo tanto, puede que en este sueño esté loco.  Y puede ser, porque es todo una locura.

 

Me acerco a una pared. Hay poca luz allí dentro y no se por dónde se cuela. No he visto ventanas. Huele a humedad, aunque en los sueño no existen los olores. Miro hacia el techo y veo una mancha oscura de humedad, quizás con hongos. Desde el techo, dentro de esa mancha y a través de una fisura que no veo, chorrea agua.  ¡Joder!, digo, otra vez goteras. Ahora sé de dónde procede el agua. En la azotea, sobre ese cuarto, descansa una vieja furgoneta, creo que es una vieja 2CV, herrumbrosa también.  Hace días que llueve y el furgón de carga ha ido acumulando agua. No cabe más y ha comenzado a desbordar. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: