Hacia junio o hacia noviembre

por Fausto Lipomedes  -  26 Octubre 2009, 23:07  -  #Cosas de todos los días

Sigo por mis calles en este Beirut de los negocios, negocietes y oportunidades. Reunión con una directora de marketing cuarentona, o casi cincuentona. Bromeando sobre la crisis, intentando pasar de ella pero, en el fondo, tomándose en serio toda esta pesadilla del bienestar. Tensamente preocupada, con sonrisa nerviosa como de felicidad encubierta en medio de un mundo conocido que se desmorona. Me pide mi opinión, ¿A mi? me parto de risa por dentro y pienso "si supieras lo que pienso yo de esta crisis" "¿que cojones me importa a mi esta crisis si jamás he creído en la expansión económica? Me limito a comer, a trabajar para obtener dinero con el que comer. ¿Qué quieres que te diga de la crisis? Estoy yo como para pensar en la crisis, como tengo pocas, encima me voy a ocupar en ésta que nadie sabe muy bien razonar. Parece flotar en este día azul caluroso en Madrid. Jodida crisis, jodido cambio climático, jodido silencio, jodida soledad en medio de una jornada de constantes relaciones y conversaciones. 
Hace un calor infernal. Las hojas no acaban de caerse. Otoño que es una primavera y, por lo tanto, nada está en su sitio pues lo que nos envuelve está loco y nos enloquece, o al menos lo hace conmigo. Andaba y pensaba si íbamos hacia junio o hacia noviembre. Un tiempo ambiguo y mentiroso. Un tiempo engañoso.  Andaba y pensaba si todo el mundo pensaría algo parecido a mi, o si acaso son ajenos al entorno y sólo se centran en su vida y en yo, yo, yo. Otoño que no es un otoño, y al menos es un alivio, pues no estoy disfrutando de él, sería horrible ver languidecer la exhuberante naturaleza del verano solo. Que estúpido día, que estúpido tipo. 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: