Fidelidad

por Fausto Lipomedes  -  27 Marzo 2013, 19:47  -  #Días de soledad

marzo2103 0004Y después de tanto tiempo, tonto de mí, hombre temeroso, pienso que me vas a recibir de mal humor. Y después de tanto tiempo pienso que estarás malhumorada, que querrás herirme y hacerme daño, que me lo pondrás difícil. Siento yo más miedo de mi lejanía que tu de mi ausencia y comprendo tu fidelidad. Firme y hermética has guardado mis pequeños tesoros. Cerrada a cal y canto, a nadie has dejado entrar en nuestra intimidad. Impasible a los días has soportado lluvias y nieves. Te dejé con los brazos de los árboles pelados y raquíticos y vuelvo a ti con ellos llenos de bolitas verdes con ganas de eclosionar. No merezco tanto.  Yo siempre pensando en catástrofes y apocalipsis, en la idoneidad de mis conductas; tu, simplemente, me dejas ser cómo soy, aceptándome y siempre recibiéndome con ese abrazo cálido y acogedor, dándome ese silencio, ese sosiego, la libertad. Te recorro de arriba a abajo, miro en todos tus rincones y nada extraño hallo, sólo lugares donde descansar y recostarme. Lejos de ese mundo repleto de vendedores, aquí estamos, tu protegiéndome de ellos, yo dentro de tí, a salvo. Hasta la araña, patilarga y nerviosa que había entrado por el fregadero me ha parecido amable y jugando con el agua la he invitado a irse por dónde llegó. De nuevo, tu y yo a solas. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: