Colono 8

por Fausto Lipomedes  -  29 Agosto 2013, 19:12  -  #Colono

106-0633_IMG.JPGMe acaba de llamar B. Seguramente cene con ella esta noche si nos dejan las carreteras. Por lo visto toda su zona está en obras. Cuando venía ayer para acá me puse melancólico porque de la mudanza emergió el diario que comencé cuando salía con ella. La jodida manía de escribir diarios. Recordé hechos. Vaya cacao que llevo en la cabeza. 

Bueno, creo que lo mejor va a ser continuar voy con las tareas tipo colocar cosas, mover muebles, ya sabéis. Oigo voces fuera, deben de ser mi vecinos con algunos amigos. 

He de pintar aún dos habitaciones y de momento rehuyo el tema, a ver si saco coraje para ponerme con ellas. Suena música, aquí se oye mucho mejor, el espacio es tan grande que la música se distribuye mejor. Lo cierto es que es impresionante como todo adquiere otra dimensión en los espacios grandes.

Como os decía, anoche me llamó B. Al final quedé a cenar con ella en un hermoso lugar. Hacia ya varios meses que no la veía. B. estaba agobiada porque se le habían caído dos losas de la pared de su casa, y estaba estremecida con la idea de que le hubieran caído a alguien en la cabeza y lo hubieran matado. Ha ido a ver al contratista de la obra y me ha contado que ha tenido con él la mayor bronca de su vida. Lloraba cuando ha llegado al parking del lugar. Se ha abrazado a mí de una forma tan cariñosa que por unos instantes he sentido que me necesitaba e incluso que me amaba. En ese momento me ha dicho lo agobiada que estaba y ha dicho la frase de “no sé que hago aquí”. Hemos cenado opíparamente. Después quería emborracharse y hemos estado tomando dos copas en los dos únicos locales abiertos de la población.  Al despedirnos nos hemos vuelto a abrazar y la he besado en la boca y ella no lo ha rechazado y no he podido obviar decirla que la quería, y ella me ha dicho que no dijera eso, y le he dicho también que la echaba mucho de menos, y ella ha dicho que también.  Le he rogado que me llamara hoy, y lo ha hecho a las dos y cuarto. Se iba a echar una siesta y yo le he dicho que si estaba muy colgada que me diera un toque y que nos veíamos hoy. Son las ocho y no ha llamado, no sé si lo hará. Vaya lío de sentimientos. Al mismo tiempo cuando volvía a casa, enchufo el móvil y mensaje de S. desde el concierto en el que está. “Te echo de menos, bueno, no, pienso mucho en ti”. ¡Uf!, No entiendo nada, no sé a quien quiero. Vaya crueldad, de verdad, y supongo que para ellas debe de serlo también, pero es que no sé que hacer. 

Me he quedado dormido en el sillón y me he despertado con las noticias de las ocho de la mañana. Me he subido a la cama y he estado durmiendo hasta las doce y media. Después nada, me he lavado los dientes y he estado colocando algunas cosas, pero pocas. Toda la mañana la he enfocado a hacer mi primera excursión en bicicleta, después de casi un año sin tocarla. 

A las cuatro y media, más o menos he cogido mi bicicleta y he comenzado la marcha, la ruta ha totalizado unos 30 kilómetros y no ha estado mal la verdad. Creía yo que iba a estar peor. Mi temor era que se apareciera algún perro de esos que vagan solos por el mundo, y me he metido un palo en la mochila, pero pobres animales, no he visto ni uno. He pedaleado entre mares de girasoles, descarados, raros. Me recuerdan a una de esas plantas extraterrestres de películas de vainas y cosas de esas. He disfrutado y no he sufrido mucho, con excepción del culo, que lo traía hecho trizas cuando volvía a casa. Me he dado una ducha y ahora estoy escribiendo en la terraza mientras me tomo un café. 

 

No creo que hoy haga nada más, quizás me dé un paseo por el jardín, quizás me llame B. y salga a cenar con ella, o a lo mejor, si no me llama, coja el coche y baje a cenar a la zona Lambi, o quizás sólo vea la tele mientras como un poco de queso y chorizo del que compré hace una semana. Creo que mañana dedicaré el día al huerto, a podar algunos árboles cuyas ramas empiezan a multiplicarse hacia la tierra y digo yo que no debe de ser bueno. De momento voy a tumbarme aquí y a meditar, no sé sobre qué, pero lo intentaré. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: