Descarnado

por Fausto Lipomedes  -  11 Marzo 2011, 19:46  -  #La mesa

IMG00266-20110310-0947Se junta todo. Los problemas parecen tener imanes en sus extremos y unos atraen a otros. Mi hijo ha dejado de estudiar y no soy capaz de discernir las razones. Aún no he hablado con él y he de hacerlo, aunque no se cómo enfocar el tema. Ignoro que hay dentro de su cabeza y siento dentro una honda tristeza. Repaso mis tiempos con él, y ahora pienso que han sido insuficientes, e incluso que los tiempos compartidos no han tenido calidad. Supongo que tendemos a cargarnos con todos lo problemas que afectan a nuestros hijos y somos incapaces de responsabilizarles de ellos. Cargamos con la pesada mochila aunque seamos conscientes de que han de soportarla ellos. Será que ha de ser así. Será que ha sido así durante generaciones, e igual que los animales desarrollan rabo o atrofian pezuñas, con los hijos hemos aprendido a sentirnos culpables de sus problemas.

Hoy es viernes. A partir de hoy tengo una casita nueva en el centro de Madrid. Desde anteayer ,se que Jorge, un tipo que lleva trabajando conmigo desde hace ocho años, tiene planes para abandonar la empresa. Siempre me acordaré de una frase de Jane Fonda que me pareció genial: la vida va por círculos, y entre uno y otro sólo hay mierda. Hoy he hablado contigo, antes de que te fueras a la reunión con tus hermanas y te parezco un tipo siempre cabreado, con un tono apesadumbrado, un tipo gris, de los que no soportas. Pienso en ello, y quizás llevas razón. Y me lo cuentas, y mi mente se hace un nudo pensando que no es verdad, pensando sobre si es verdad, dudando sobre si se como soy. No, no me siento así, me siento como alguien que trata de mantener la normalidad en un cúmulo de acontecimientos anormales. Llevas razón en lo de dejar que las cosas fluyan.

Me siento con mi hijo. Estoy hablando con él más de una hora. Apenas hemos hablado de sus malas notas. En vez de ello, hemos habado de él y de mí. Puede que sea verdad lo que me dijiste hace tiempo, lo de que nos faltaba intimidad. He rodeado, he dado vueltas, he circundado el meollo del asunto, nuestra relación. Se me han humedecido los ojos cuando le he rogado que necesito que sea honesto conmigo, que necesito sentir que tiene plena confianza conmigo. Algo ha pasado dentro de él. De pronto me ha parecido que era la primera vez que sentía de manera directa mi amor hacia él. Tsunami en Japón después del terremoto. Dicen que el eje de la Tierra puede haberse desviado 10 centímetros, Libia, el precio del petróleo. El mundo se va a la mierda, queda poco tiempo y yo, sin embargo, quiero que dure más, y más.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: