Estándar

por Fausto Lipomedes  -  24 Junio 2010, 11:58  -  #Cosas de todos los días

Todos guardamos en un cajón de la cocina las instrucciones y las garantías del frigorífico, el horno microondas, la batidora, la tostadora, la licuadora, el exprimidor, la lavadora, el lavavajillas, la secadora y hasta del secador del pelo. Si vas a la casa de alguien y te limpias con una servilleta de papel, seguro que si la quieres echar a la basura, abres las puertas del mueble bajo el fregadero de la cocina para buscar el cubo. Si decides cocinar, ya sabes, en el armario que hay sobre el fogón o la vitrocerámica estará la sal y quizás el aceite, y si no en el borde la campana extractora. Cubos, fregonas, escobas en la terracita adosada a la cocina, que la mayoría de la gente ha cerrado. Allí también las cuerdas de tender, la lavadora y montones de bolsas del hipermercado y trapos viejos o ropas que han acabado convirtiéndose en eso. Si vamos recorriendo el resto de la casa, comprobaremos que casi todos tenemos lo mismo en los mismos sitios, ubicaciones estándar para necesidades estándar, contenidos estándar, posibilidades estándar, sueños estándar, anhelos estándar, sueños y pesadillas estándar, mensajes estándar, ideas estándar, coches, colegios, conductas, modelos de comportamiento, comentarios estándar.  Viajas a otros países, compras en cadenas de establecimientos multinacionales, comes en cadenas gastronómicas, tomas cafés en franquicias multinacionales, hablas por el mismo terminal que puede usar un alemán, un japonés o un neoyorquino. La misma serie que empezaste a ver en tu país, puedes pillarla en cualquier hotel de cualquier mundo, la misma imagen impactante está insertada en los telediarios del planeta, en las portadas de los diarios, todos nos enteramos de lo mismo al mismo tiempo, y cuando quieres reaccionar ya hay otro nuevo impacto en tus ojos, tus oídos, que te obliga a tener que olvidarte del anterior. Somos putos clones con un cerebro masajeado, somos bobos, somos auténticos androides de mirada dulce bajo la que se esconde rabia e impotencia, y sobre todo, mucha soledad. 

Der-Park-Petworth-3200x1420Por eso admiro a los artistas, por su capacidad de interpretar la realidad, por su capacidad de obsesionarse con una idea, con un anhelo. Por su capacidad para detenerse, para asilarse y no entretenerse con estupidas distracciones. 

Eine-Segeljacht-nahert-sich-der-Kunste-2024x1446Y todo esto viene a mi cabeza porque el Museo del Prado ha organizado una exposición de un tipo poco conocido: William Turner. Un pintor inglés a caballo entre el siglo XVIII y el siglo XIX. Muy poco conocido. Un tipo que recuerda a la pintura veneciana, a la holandesa, a la flamenca e incluso a los impresionistas. Un genio, un artista que se obsesionó con el cielo, las atmósferas, las brumas de la costa, la humedad, las nevadas, las ventiscas, un tipo que veía al hombre pequeño frente a la naturaleza.

Regen-Dampf-und-Geschwindigkeit-der-Zug-Great-Western-2024xEn un mundo al que puedes dar la vuelta varias veces al día, de pronto un parón, un detenimiento, un momento eterno, colores pillados en ese instante, una sensación, un suspiro, un aliento, una fracción de un tiempo que te hace detenerte y observar como lo efímero se hace eterno. 

Schatten-und-Dunkelheit-2024x2070Me obsesiona este caballero, me obsesionan sus costas, sus borrascas, su tierra comida por el cielo, sus blancos y sus negros, sus tinieblas. Imagino su sufrimiento intentando expresar lo que sentía, imagino su razonamiento, su desesperación por convertir en imagen su pensamiento. Un artista, algo único en este planeta estándar. 

Old-London-Brige-2560x1830Vuelvo al trabajo. Un beso. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: