Tiempo y espacio

por Fausto Lipomedes  -  2 Julio 2009, 13:14  -  #Cosas de todos los días

La proximidad es fundamental para enraizar los sentimientos. Llegué a tomar cariño a mi panadero, un hombre gordo de Los Yebenes (Toledo), simplemente porque bajaba casi todos los días a comprarle las barras que mi abuela me encargaba. Me di cuenta de lo que quería a aquel gordo arisco cuando me enteré de que había muerto. 

Nos encariñamos de la rutina, de quien tenemos a nuestro alrededor, de quien vemos todos los días porque, simplemente está ahi. Porque entre él o ella y tu, puede nacer esa magía de las casualidades, los encuentros fortuitos, los saludos, las miradas, las sonrisas, la improvisación vital que no existe en la lejanía. Con los próximos vivimos, con los lejanos recordamos y añoramos. Los lejanos, como los muertos, los acabamos sepultando, pues su esencia es rígida, son humanos que acaban convirtiéndose en frias estatuas de marmol, sin moverse, en una sola postura, seres que sólo acaban conformando una sonrisa o una tristeza interna.

Espacio y tiempo, los dos conceptos más antiguos del hombre, los dos conceptos que tratamos de dominar y controlar, los dos conceptos que también hemos convertido en nuestros peores enemigos. La falta de tiempo convella al agobio, la falta de espacio a la desesperación y el vasto espacio al olvido y a un huida hacia nuestro interior. No queremos horizontes, no queremos mirar más allá de lo que podemos ver, sentir, palpar.

Tuve la otra noche un cena en la que emergio este concepto de tiempo. Matrimonio guay con hija estudiando teatro en Nueva York. (A veces me pregunto que hago y con quien en ciertos lugares). han inventado una web para cambiar el tiempo de los humanos. Quieren semanas de diez días con tres de fiesta, horas de 100 segundos, y unidades de medida de tiempo que anulen al año y que sean sustituidas por los mil días. Han inventado un convertidor porque consideran que es divertido, y que la gente , de pronto, va a celebrar nuevos aniversarios. han convertido el tiempo en decimal. Quieren vender a idea y sacar mucho dinero de ella.

El tema me parecio frívolo, y les comenté la imposibilidad de echar por tierra al Sol y a la Luna, a los perídos de cosechas, las guerras, menstruaciones y al propio envejecimiento, les rogue me dijeran porque razón, yo, debería cambiar mi concepto del tiempo. 

Me sentí mal, creo que llegué a chafarles su entusiasmo comercial, pero creo también que les induci a indagar en nuevos campos para su espacio en la web. Después de todo no es malo echar por tierra nuestro calendario gregoriano y construir uno pagano. No estaría mal, quizás, tener más tiempo para ciertas cosas, no examinarnos tan a menudo, no echar cuentas o rendirlas tan regularmente, y darnos un poco de espacio y tiempo para poder desarrollar menos y mejores proyectos. Sus rostros cambiaron del entusiasmo comercial a la cavilación interna y que verdad es que todos llevamos dentro esa capacidad de reflexionar más allá de lo que vemos. 

Mientras comíamos yo trataba de encontrar una razón para cambiar mi tiempo, lo haría si con ello, estuvieras tú a mi lado.  
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: