Te recuerdo

por Fausto Lipomedes  -  25 Mayo 2009, 14:15  -  #Cosas de todos los días

Te recuerdo como recuerdo a la naturaleza, como algo a lo que, simplemente, se ama. Te recuerdo como a los árboles, testigos recios, silenciosos y discretos de nuestra vida. Te recuerdo invariable, y cuanta razón llevas en eso, que no cambias, acaso creces y das más sombra.

Te recuerdo sonriendo y mirando, te recuerdo paseando y pensando, te recuerdo agarrándome, cogiéndome del brazo, tu leve olor de estrellas, tus saltos y esa maravillosa risa.

Te recuerdo brincando, desnuda. Te recuerdo candente, derritiendo el frío mar de la primavera. Te recuerdo perlada de gotas adheridas a tu piel blanca. Te recuerdo al sol, tumbada, solo un rato que rápido te levantas. Te recuerdo yendo y viniendo, te recuerdo inquieta y como me arrastras y me sacas de la apatía.

Te recuerdo viva y entre tanta inquietud tus remansos, que son a veces un beso, otros una caricia, una mirada, una sonrisa, todos los creas para mi, para los demás carcajadas, para los demas simpatía, conmigo un tacto, un secreto, un regalo. Me desborda tu amor, me deja desnudo tu entrega, tu creencia, tu siempre conmigo, ninguna ausencia, tus atenciones, tus detalles, tus mimos, tus cuidados, tu delicadeza, tu complicidad siempre tan tierna.  

Te recuerdo a mi lado y echo de menos tus hombros y viajar en el tiempo, y nuestra unión hasta el límite, y tu entrega, tus saltos, esos ojos que chispean, el sabor de tus labios, de tu boca, tu pelo cortado con tijeras, tu tibieza.

Te recuerdo como a la madre naturaleza, real, enorme, con grandeza, tus boca abierta, tus ojos ahora como platos, sonriendo en los peligros, asombrada con los cielos, disfrutando con la lluvía, resguardándote del frio. Me emociona saber que estás, me desespera que en la lejanía, te siento tan cerca, tan natural, tan mía.   Me haces sentir a veces tan pequeño y diminuto. 

Te recuerdo, y no quiero dejar de hacerlo y siempre, siempre que lo hago pienso lo mismo, quiero que el pasado sea presente y el presente futuro, quiero que volemos por el tiempo, que vivamos cada minuto, aunque sea en silencio, aunque sea sin mirarnos, me vale con sentirte, pero quiero tenerte, constantemente y me da igual ser, en esto,un gran egoista.  
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: