La distancia del silencio

por Fausto Lipomedes  -  13 Mayo 2009, 21:07  -  #Cosas de todos los días

Juntos pero separados. Haciendo lo mismo pero cada uno a su aire. Da igual que sean kilómetros, miles o cientos, metros o centímetros, nada existe sin la comunicación. Tendemos a estar separados y en silencio  No hay nada peor que el silencio, el silencio cuando debería de haber información. El silencio que se mete en la cabeza y te llena el cerebro de negro. Islas en medio de la planície y desiertos en medio del mar.

Nos ignoramos, parecemos imanes de igual polo, nos repelemos. No hay contacto, nos da miedo tocarnos. Miramos al frente, de lado sólo de reojo. Vamos todos juntos como si nadie fuera con nosotros. Somos sociables en nuestras tribus, pero no hacemos manada. Todo el día oyendo términos como solidaridad, integración, aceptación, pero somos animales solitarios, de difícil relación. 

¿Es dignidad?, ¿es indiferencia? Seguramente sea miedo. Hablamos de auras, hablamos de personalidad, de necesidad de espacios propios, pero en realidad sólo somos animales tímidos y desconfiados.  Nos juega malas pasadas la mala imaginación, nos educan en la precaución, en no hablar con extraños, en lobos que se comen niñas, en no abrir puertas, en encerrarse a cal y canto, instalamos alarmas "cada mochuelo a su olivo".

Lo peor es el silencio. Lo peor es la imaginación, encargada de construir lo que no conocemos. Lo peor es el desconocimiento, el no saber, el intuir, ignorar un trozo de realidad, un trozo de vida que no podemos sentir ni tampoco compartir. Lo peor es la desesperación de querer saber y no poder. 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: