Cerdos y asteroides

por Fausto Lipomedes  -  29 Abril 2009, 14:23  -  #Cosas de todos los días

Esta mañana, tempranito, he abierto el periódico buscando el avance de la pandemia de los virus del cerdo. Como todos somos catastrofistas, enseguida he ido a ver el número de muertos, a ver si podía santiguarme, o al menos emitir un ¡¡Jesus!!, esto va en serio. 

Pero no, la pandemia parece remitir, parece ser que la polémica sobre los culos de Leti y Carla han obtenido más puntos en el ranking de interés de nuestro perruidismo, que el fin del mundo a causa de un virus de bellota.

Pero ¡Oh Dios mio!, avanzo por las páginas y me encuentro con una nueva amenaza de proporciones devastadoras. Esta vez se trata de un asteroide, que le han bautizado como Apofis, y que parece que se va a acercar mucho a la tierra, dentro de 20 años.

Parece que entre los cerdos de la Tierra y los enemigos del espacio, nos tienen acorralados, esto pinta mal.

Pero hay más, dentro de 20 años, puede ser que para entonces esté ya jubilado, o lo debería de estar. Porque ayer por la tarde oí que lo del sistema actual de prestaciones sociales, tal como está diseñado, sólo soporta 20 años más. La solución que han ideado, estos ilustres políticos que tenemos, es bien fácil: como no podemos pagar más dinero a nuestros ciudadanos porque significaría tener que reducir entonces los gastos de protocolo para que puedan enseñar sus culos la Bruni y la Leti, pues que trabajen más años los ciudadanos.  

Esto sigue pintando mal. Pero también me pregunto, ¿que más me da?, total si no me contagio con los virus de los cerdos ahora, moriré aplastado por polvo cósmico cuando debería jubilarme. Desde luego, los alicientes para trabajar con alegria y pensando en el futuro son alentadores.

Vivimos en una época de catástrofes mundiales y fines del mundo inevitables. Me recuerda a esas pelis que echaban en los años 60 sobre hormigas gigantes, por efecto de la radiación atómica,  que se comían al personal. Luego vinieron las películas sobre invasiones extraterrestres, con esas naves vibrantes que daban vueltas como locas sujetas por un hilo. En aquella época había recelo entre el bloque del este y el mundo libre, y de esa desconfianza nacían los mitos cinematográficos. Pero, ¿qué oscuro motivo hay ahora para tener tantas ganas de anunciar el fin del mundo?. 

Si existe vida extraterrestre, y yo soy de los que creo que sí, desde luego se lo tienen que estar pasando pipa con nosotros. Supongo que no saldrán del canal TierraTV para pasar un buen rato todas las noches.   
   

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: