La nueva luz

por Fausto Lipomedes  -  17 Marzo 2009, 22:31  -  #Cosas de todos los días

Te vas unos días de viaje y la que se lía. Las cosas parecen quietas mientras no las prestas atención, pero lo cierto es que evolucionan, y de que manera.
 Este paraguayo, o este pequeño paraguayo, era sólo un conjunto de palitos hace unos días. Hoy he vuelto pronto a casa y me he topado con él, y fijaros con lo que me he encontrado. Sin duda la primavera ya se ha instalado y ajena a todas las tontunas que ocurren a nuestro alrededor. 

Hoy ha sido un día complicado, hoy ha sido un día de retrasos, de atascos, de obras por doquier por Madrid, estrechamientos de calzadas, desvios, calles cortadas. Se barrunta el puente de San José, y se nota al personal nervioso, y con prisas. 



La eterna construcción o reconstrucción de esta ciudad no para, y el mobiliario urbano más habitual son las vallas de obra. Ignoro cual es la capacidad de los gestores de estas obras públicas, pero creo que el nivel es propio de mediocres. Las calles se abren para meter fibra óptica, las cierran y unas semanas después vuelven a abrir, esta vez Telefónica, cierran y abre el Canal de Isabel II, cierra el Canal y abre Gas Natural, y cuando parece que ya no cabe nada más dentro de la calle, vuelven a abrir porque se ha roto el cable de la fibra óptica. Muchas veces me he preguntado, si habrá un día que este decorado de cartón piedra pueda contemplarse completo, terminado.  

Un día de trabajo, de traslados en primera y en segunda marcha, motores con los ventiladores disparados, pitidos, frenazos, faros rojos delante tuya, pero ya es primavera. 
 Hasta los perros salen a pasear en moto. Uno de los fenómenos más llamativos del cambio de tiempo, del próximo cambio de hora, es la cantidad de gente que parece salir de sus madrigueras a vivir. Ocultas en los días grises y frios, parecen revivir con la nueva tonalidad de la luz. El efecto se multiplicará cuando cambien la hora (que no se muy bien cuando es). 

 La luz de la tarde se ha vuelto dorada y a pesar del bullicio de la ciudad, proporciona cierta calma, cierta tranquilidad. La nueva luz deja ya adivinar los días largos, el calor, la calima y el sofoco que vendrá, pero hoy por hoy, es reconfortante mezclada con el frescor que aun vive en el ambiente. 

 Esas láminas de oro, como las usadas en arte, han definido perfectamente las superficies dejando que cada detalle se defina por sí sólo. El día de tráfico, de nervios, de cierta excitación ha logrado calmarlo esta nueva luz. 

Ha sido un día de trabajo, de concentración, de esos en los que el quehacer rutinario ocupa todo tu cerebro y no te deja pensar en nada. En los desplazamientos me he enterado, a través de la radio de los temas de actualidad. Al contrario que ha ocurrido con mi paraguayo, la actualidad sigue anclada en las mismas posiciones de ayer. Sigue siendo el tema estrella los trajes de Milano de Camps, y el sastrecillo que por arte de magia ha aparecido ahora en escena. 

Los sesudos contertulios se enzarzan en las razones y las consecuencias de esta corrupción o mierda de corrupción, o corrupcioncilla. Recuerdo que los trajes de Milano, eran baratos, y parece que siguen siéndolo. eran los trajes que compraban los jovenes ejecutivillos de los ochenta para empezar a relacionarse con los grandes tiburones de las finanzas en los años 80 (Mario Conde, Los Albertos, Javier de la Rosa), todos ellos en prisión o con procesos abiertos ahora.  El meapilas de Camps, el señor presidente de la Generalidad Valenciana debe de ser bobo, ya que dejarse corromper con trajes baratos, es de tontos, sea o no sea verdad. 

Pero hoy también ha saltado un nuevo tema de actualidad, las niñas de 16 años y la posibilidad de abortar sin pedir permiso a sus padres. El tema tiene carnaza para los sesudos contertulios. Cuanto más abstractos son los temas, más afectos a la intimidad y a la libertad de las personas, más radicales se vuelven los contertulios. Sobre todo, si en los denominados "medios" dan plaza para hablar a miembros de la Iglesia. Ignoro como en un país que se declara libre en cuanto a los cultos religiosos, sus "medios" dan voz a la Santa Madre Iglesia. El lobo feroz de la SER el primero, supongo que con la sana intención de caldear los ánimos y proporcionarnos a la audiencia todo un espectáculo de "debate". 

Niñas, aborto, 16 años, Camps, Milano, corrupción, sastrecillo han sido las palabras que se repetìan en los "medios", que te repetìan hasta la saciedad, que oías en todas las emisoras, en las teles de los bares. Estas palabras han definido la actualidad de nuestro país hoy, junto a los atascos, las obras, los nervios, junto a tus propios problemas. Niñas, aborto, 16 años, Camps, Milano, corrupción, sastrecillo. Te saturan de gilipolleces, y a pesar de la luz dorada, tu cabeza, tu corazón, tu alma, se vuelve a ir a tu último paraiso y deseas volver, o no haber vuelto. 



 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: