Noja, un sábado tranquilo

por Fausto Lipomedes  -  15 Marzo 2009, 02:39  -  #Viajes

BILBAO - NOJA - ISLA - SOMO

Se mete a la ducha ELLA. En Noja, playa de hace 16 años. Sirviendo mesas. Amigos, copas, llego tarde a dar las cenas. 
No es un paisaje desde un avión, es un pasiaje a nuestros pies, es la playa de Noja. El día brumoso, no acaba de salir el sol, tampoco se esconde. Andamos, deambulamos. Pillamos una posada en Isla.
Hablamos  Una larga siesta, tras una opípara comida. Un lugar dónde se come bien. Buenos alimentos en una tierra de costumbres muy básicas, hombre y mujeres de buenas formas. 
Anchas posaderas. Hablamos de la estética, de lo bello y lo que no lo es, de los nuevos modelos, de los que se imponen, de los que dejan de ser, Animada conversación. 
 Una copa de vino, un cigarrillo, y la conversación, Abstraidos con nosotros, en medio de gentes a la que vemos por vez primera y que observamos y de la que hablamos. 
 Fabada, bacalao, cogollos y pollo. Quiero ser Tina Turner. Noche en Noja, mi primer matrimonio y su absurdez. Una copa antes de volver a la Posada. Un día tranquilo, un sábado en la costa, cerca de Esukadi, con otra gente, más pija, más rebuscada, y más simple también. 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: