Más sobre las milagrosas urgencias de ASISA en la Clínica La Milagrosa

por Fausto Lipomedes  -  24 Febrero 2009, 18:19  -  #Cosas de todos los días

Antes de nada, quería presentaros al responsable de toda esta historia, mi pie derecho esta mima mañana en las Milagrosas Urgencias de ASISA del Hospital La Milagrosa. Os relataré el capítulo final de esta historia, salvo que ASISA responda al mail que envié ayer. 

Pues bien, esta  mañana, después de un acto público a las nueve, me he ido a este digno hospital pues estaba citado a las diez para una eco. Llego, y en la puerta de Ecografias, veo el siguiente cartel: "No llame a esta puerta, nosotros le llamaremos". Absurdo cartel, puesto que como van  saber que me tienen que atender si no saben que he llegado. Sopesando el dilema de llamar o no, aparece una profesional con chaquetita de punto roja, me mira y le cuento mi relato. Me pide e nombre, se mete en la oficina y vuelve a cerrar la puerta. espero, al cabo de unos minutos sale y me dice que no me tiene inscrito, que nadie de urgencias ha pasado la orden para que a mi se me haga una eco. 

Conclusión: vete a urgencias, reclama la orden y vente con el volante. Yo con la pata  coja vuelvo a Urgencias. Relato al memorable equipo (era otro), mi odisea, me hacen el volante y vuelvo a eco. 

Lo entrego, espero, al cabo de 20 minutos me llaman. Situación: Cuarto pequeño, la profesional de la chaqueta roja, otra de similar edad con chaqueta beige y un médico encorbatado en mangas de camisas que hace las ecos. Recodad, yo iba con una venda en la pierna derecha.

El médico me dice que me tumbe en la camilla boca abajo y que me remangue los pantalones. Ni siquiera quiere que me quite el calcetín, pero le hago ver que voy vendado. "Ah sí, la venda sí hay que quitarla" . 

Señores, ninguno de los tras profesionales de la sanidad privada que pago mensualmente, se ha dignado a quitarme la venda. He tenido que solicitar unas tijeras yo mismo para quitarme la venda y  las he pasado canutas. Jajajaja, lo flipaba en colores, es vergonzoso. 

Me hacen la eco, el médico ausculta en su máquina y va dictando el informe a la de la chaqueta beige, la de la chaqueta de puntito rojo no se donde andaba. 

Vuelvo a urgencias, 30 minutos después me llaman, temo que me toque una jovencita (a propósito, tengo un hematoma en mi parte izquierda del vientre donde el domingo la de 27 me puso la inyección. En la parte derecha, donde me la puse ayer yo mismo, la piel está intacta). 

Por fin ha parecido un médico de más de 50, controlando. me ha dicho que no pasa nada, rotura de fibras y un pequeño hematoma. me venda, me voy, me quiero olvidar de esto. 
 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: