Saltando con la Bandiera Bianca

por Fausto Lipomedes  -  18 Mayo 2021, 20:33  -  #Battiato, #adiós, #gracias, #grande

Hoy ha muerto Franco Battiato. Me he enterado mientras escuchaba el informativo de las ocho, o quizás fuera el de las nueve. Mira que pasaban cosas hoy en el mundo, pero era la noticia de apertura del informativo y la pieza  ha sido larga y extensa comiéndose la notoriedad de los peleles que habitualmente son noticia. Y mientras escuchaba la biografía del compositor, su tipo de música, la ruptura de moldes, su paso por el mundo de la música clásica, su explosión extraña en el mundo del pop, esa capacidad para hacerte bailar o para transformarte en un ser melancólico, todo ello aderezado con la chispa de excentricidad del personaje.... y mientras escuchaba todo eso de él, he sentido tanta nostalgia, tanta pena. Un referente más que se me va. Bueno, al menos para mí, uno de esos puntos cardinales que conforman la brújula de cada uno de nosotros, esas brújulas que tienen decenas o centenares de puntas de estrella. 

Y son muchas las canciones que habitualmente oía de él. Mi época Battiato transcurrió en los ochenta. Ignoro la razón, pero no dejaba de escuchar a este italiano, para mí, irrepetible. Y yo tengo un par de canciones favoritas. Una de ellas era Bandiera Bianca,  y la otra Prospectiva Nevski. Y no sabría con cuál de ellas quedarme si alguien me obligara a elegir. 

En todo caso, para mí Franco Battiato siempre será ese tipo que escuchaba los días de Sol cuando, al mediodía, me dirigía a la Universidad. Y ahora que lo pienso, la canción que escuchaba una vez tras otra era Bandiera Bianca, a todo volumen, en mi reproductor portátil de cintas con aquellos cascos metálicos, y yo avanzaba por la calle Princesa hacia la Moncloa, casi saltando con él, con su música. Creo que por aquel entonces estaba enamorado. Gracias. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: