Sanación

por Fausto Lipomedes  -  1 Octubre 2020, 21:10  -  #síntomas, #enfermedad, #malestar, #solución, #detectar

Estoy enfermo desde ayer. No me encuentro bien. Algo está descolocado dentro de mi cuerpo. Es algo químico, algo que se me ha desequilibrado y parece andar un poco loco subiendo y bajando por mi organismo. 

Tal como están las cosas, cada vez que tengo malestar le empiezo a dar vuelta a la cabeza y me veo convertido en un ciudadano anónimo desaparecido en el sistema de salud, solo, a merced de personas que no me conocen, que desconocen todo sobre mí, que no saben quien soy ni quien quise ser alguna vez, no saben nada de mis orígenes ni tampoco de mi hipotético destino, me aterra. 

En esos momentos me cuesta separarme de ese alguien con quien estoy a gusto, y estar a gusto es tener confianza. Alguien que pueda sentir piedad por tí, y si ya tiene calidad humana, guiar tus pasos hasta que recuperes la salud. Por eso, si conocéis a alguien así, ni se os ocurra soltarlo. Yo no lo hago, y sé que pido mucho y a veces doy muy poco a cambio. 

Bueno, quizás sea mejor descansar un rato y recuperar las fuerzas, dejar al cuerpo encargarse de la sanación, imaginar sus ejércitos de células de extraños nombres luchar a brazo partido con aquello, que sea lo que sea y tenga el nombre que tengas, y que tampoco sabe nada de mí,  se empeña en hacerme sentir mal y, consecuentemente, en acojonarme. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: