Un post desde Overblog

por Fausto Lipomedes  -  16 Julio 2016, 00:50

El Sol declina, el Sol se esconde, el Sol se pone
Y tu lo observas, te preguntas, y te respondes.
Cansado el día, dorado el campo , el polvo frío en el sendero y te imaginas, al otro lado, un nuevo día, otro horizonte.
Cansado el día, el Sol estalla, y tu caminas, cabeza baja. el Sol naranja, y a tus espaldas lo tonos morados de la apatía.
Y es tan bello aquel momento que quieres que se termine, que no sea eterno.
Y ahora miras y el Sol ya ha muerto, del más allá, luz mortecina que apaga los colores.
Oscureciendo, la grava rechina, son tus pisadas hacia la noche.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: